Tratamiento de Depósitos

El deposito de combustible es el encargado suministrar el preciado liquido a nuestro motor, que luzca impecable por dentro es labor fundamental, para no tener problemas de carburación, la suciedad del interior de un deposito hacen que colapse los filtros y de nada sirvan si se tupen.

Para ello tenemos un producto consistente en unas resinas de Epoxi que son  inmunes a los hidrocarburos.

Para tratar un deposito de chapa que llega  oxidado, lo primero es hacerle una buena limpieza, para ello y dependiendo del grado de oxidación, se procede a verter un litro y medio de vinagre de sidra (siempre sidra natural Asturiana) si tiene mucho oxido nos ayudamos de un poco de grava volcánica dado su poder abrasivo y desincrustante conseguirá soltar las capas antiguas de tratamiento y conseguiremos una limpieza preliminar muy buena.

Luego pasamos a aplicar el desincrustante químico que nos dejara el hierro limpio y listo para recibir el epoxi y que se adhiera perfectamente a todas las paredes internas.

Es indispensable hacer un buen secado o curado de la resina para que cumpla con todas las resistencias mecánicas antes de llenar otra vez con gasolina.

A continuación  el  tratamiento integral de un depósito , no solo interiormente  también se restauró por el exterior .

Primera norma fundamental, eliminar viejas capas de pintura.

Quedando la chapa viva para recibir su nueva capa de protección.

Imprimación Epoxi por toda la superficie exterior.

Y Epoxi también para el interior, pero este especifico para tratamiento interno de depósitos.

Tras unas horas de volteado manual, podemos ver el grosor de la película protectora, que adquiere una vez curado.

Interior listo, pasamos a hacer la decoración elegida, un simple fileteado 3mm en rojo .

Plata para las cachas laterales, luego Beige para el resto.

Pasamos al momento lacado y preservado del trabajo.

Listo por dentro y por fuera.

Hacemos cualquier modelo de depósito, haz tu consulta por email:   ritmosidrero@gmail.com